Lo de “yo soy así y no voy a cambiar” es un cuento: la personalidad sí varía con los años

Los expertos afirman que, si quiere, usted también puede modificar su carácter y dejar de hacer esas cosas que sacan de quicio al resto.

carolina_montoro_psicologa_valencia

“Lo siento mucho pero, a estas alturas de mi vida, yo ya no voy a cambiar”. Una frase comodín, repetida hasta la saciedad por personas impuntuales, desordenadas, infieles. Una excusa recurrente esgrimida por aquellos que hacen algo mal, pero que se refugian en su edad para desterrar cualquier intención de remediar sus faltas. Porque si un amigo llega tarde o si un compañero de piso deja los calcetines sucios en medio del salón, pobrecitos, qué van a hacer ellos, no lo pueden evitar. ¿Que por qué no cambian? Sigue leyendo

Anuncios

Haga sonar estas canciones en bucle para que su hijo no llore en todo el día

Un grupo de científicos británicos ha dado con el tipo de canción que de verdad calma a los pequeños. Y a usted le librará de los ‘Cantajuegos’.

carolina_montoro_psicologa_valencia

Hay canciones que seleccionamos para salir a correr, para relajarnos después de un día ajetreado, para ponernos de buen humor e incluso quizá tengamos una lista de temas escrupulosamente escogidos para llorar. La música, así como el cine o la literatura, despierta nuestras emociones e incluso sirve para controlar la presión arterial y la salud del corazón, como advierte un estudio de la Sociedad Europea de Cardiología. Dentro de ese uso funcional que hacemos de la música, también hay piezas a las que recurrimos para tornar el llanto de nuestros bebés en una sonrisa.

Sigue leyendo

Si dice más de dos mentiras al día, tiene un problema

Narcisistas, manipuladores, inseguros, maquiavélicos y hasta sociópatas. Estos son los perfiles, según la ciencia, de las personas que más embustes nos cuentan.

carolina_montoro_psicologa_valencia

La mentira forma parte de nuestra realidad cotidiana, ha inspirado narraciones, canciones y películas, y aun así nos sigue desconcertando: nunca es fácil descubrir una trola bien contada. Todos en algún momento recurrimos a ella —un estudio de la Universidad de Virginia (EE UU) determinó que la mayoría soltamos dos mentiras al día, mientras que otro, de la Universidad Estatal de Michigan (EE UU), tras analizar a 1.000 ciudadanos, estableció una media de 1,65 embustes diarios—, pero no cabe duda de que unos recurren a la falsedad con más frecuencia que otros. Psicólogos y psiquíatras han trabajado para desenmascarar a estos mentirosos habituales, tanto que es posible dibujar un retrato robot y enumerar sus motivaciones.

Sigue leyendo

Por qué pensamos que Marilyn Monroe era menos inteligente que Einstein

Contemplamos la realidad bajo ciertos estereotipos, aunque no seamos conscientes de ellos.
/IRENKA BARUD

/IRENKA BARUD

Cuando Marilyn Monroe tuvo la oportunidad de conocer a Albert Einstein, le hizo la siguiente pregunta: “¿Qué dice, profesor, deberíamos casarnos y tener un hijo juntos? ¿Se imagina un bebe con mi belleza y su inteligencia?”. Einstein esbozó una sonrisa y le contestó, muy seriamente: “Desafortunadamente, me temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un hijo con mi belleza y con su inteligencia”.

Sigue leyendo

Enseñe a su hijo a reírse de sí mismo y será un superhéroe

Aprender a aceptar las bromas forma parte de la madurez emocional y aporta a los niños una fortaleza necesaria en los vaivenes de la vida escolar.

carolina_montoro_psicologa_valencia

Cuanto antes aprendamos a reírnos de nosotros mismos, mucho mejor. “Un niño que sabe asumir una broma, que comprende el sentido literal y figurado de las cosas, suele ser más seguro de sí mismo y también más asertivo y valiente”, asegura Rosario Ortega Ruiz, catedrática de Psicología en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Córdoba. Esa facultad para tomarse las cosas con humor no solo le preparará para llevar una vida adulta plena, satisfactoria y en definitiva más feliz; también puede convertirse en una especie de capa protectora frente a situaciones complicadas de la vida escolar.

Sigue leyendo

Tener pocos amigos no es de ser rancio, sino más listo que el resto

Una larga lista de amistades nos hace sentir importantes; un reducido grupo, felices. Es lo que prefieren los más inteligentes. Y los expertos les dan la razón.

carolina_montoro_psicologa_valencia

Desde que irrumpieran las redes sociales hace una década, el modo en que nos relacionamos con otras personas ha cambiado. Si no hace tanto, hablar con un familiar que se encontraba en el extranjero era una odisea e implicaba dejarse parte del sueldo en el proceso, ahora es posible hacerlo desde cualquier parte del mundo y a cualquier hora de manera gratuita, siempre que se disponga de una conexión a Internet. También es posible saber cómo le va a ese amigo del colegio al que hace años que no ve, y a aquel compañero de trabajo del que se acabó distanciando.

Sigue leyendo

Si bebe para olvidar, pierde el tiempo: el alcohol refuerza los malos recuerdos

Un nuevo estudio pone patas arriba la vieja idea: la evasión es posible, pero, a medio plazo, las experiencias negativas se fijan en nuestra memoria.

carolina_montoro_psicologa_valencia

El famoso “beber para olvidar” puede haber pasado a la historia. Aunque es cierto que una buena cogorza suele implicar que al día siguiente uno no recuerde todo lo que ha hecho, las cosas malas (precisamente esas que queremos borrar de la memoria) podrían afianzarse en nuestro cerebro de una manera más férrea que si no bebiéramos.

Sigue leyendo