El sorprendente peligro de ser muy bueno en el trabajo

Usted nunca se queja y puede con todo. Tenemos malas noticias: de ser el empleado del mes puede pasar a la depresión y el ninguneo.

carolina_montoro_psicologia

En estos tiempos convulsos en lo laboral, parece lógico pensar que, para mantener el puesto de trabajo, además de ser competente y eficaz, hay que gestionar de manera adecuada nuestras emociones, es decir, gozar de un gran autocontrol. Pues bien, a las personas con altos niveles de autocontrol y responsabilidad, estas características les pasan factura en el trabajo. Esto es lo que dice un estudio de la Escuela de Negocios Fuqua, de Duke (EE UU).

Sigue leyendo